Archive

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

To The Olympic Committee: Why Not A “Public Domain” Mascot?

February 28, 2011 Leave a comment

I tweeted this morning about the fact that the 2014 Winter Olympics just chose a polar bear as one of its three mascots.  No sooner did it do so than there was a copyright challenge.  The creator of an earlier mascot from the 1980 Olympics claimed his “teddy bear” has been infringed.

My tweet met with a reply – and very trenchant complaint.  Filemot tweeted back: “@bassesq if it is not fair use to show us the competing mascots its a really boring story.”

Wishing to oblige and thinking it should be fair use to illustrate my news flash by showing a side-by-side comparison of the two mascots, I searched for and found the images on Yahoo.  You can see them here.  http://urly.it/126r

Finding both images uninspiring,  however, I offer the following images in their place.   While they are not the images in contention, they have two advantages over those that are.  They are unquestionably cute and  can be reproduced in many circumstances without infringing copyright.  The first image is in the public domain.  The second, subject to a GNU or Creative Commons license.


It is unlikely, alas, that the Olympic Committee will ever adopt a “public domain” polar bear or Creative Commons “teddy.”   Why?  Because it makes considerable merchandising revenue  from licensing its mascots’ images.

Merchandising aside, however, perhaps we have an idea here:  How about it, Olympic Committee?  How about adding a 3-minute copyright challenge to the sports already featured at the Games?

Advertisements

Los Humanos y Elfos Evadieron Una Bala de Derechos de Autor

December 20, 2010 Leave a comment

“]Un guerrero de "World of Warcraft" de época anterior? Imagen de da Vinci [de dominio público a través de Wikimedia Commons]Aquellos de ustedes que están interesados en la ley de copyright de los Estados Unidos debería leer la decisión de la semana pasada por el Tribunal del Noveno Circuito de Apelaciones en el caso que se llama “World of Warcraft” (o “WoW”),  http://bit.ly/gGa3D8.  No, no tiene nada que ver con Orson Welles o HG Wells. Se trata de un universo virtual que muchos de nosotros nunca entrará.

 

Los hechos básicos del caso se resume asi: La parte demandada Blizzard creó un juego en línea (“World of Warcraft”) que ha atraído a millones de jugadores. Al igual que muchos juegos, se trata de varios niveles de dificultad. A medida que avances de una fase a otra, el juego se vuelve más compleja:

…  los jugadores de WoW desempeňan diversas funciones, como los humanos, elfos y monstruos, con el objetivo central de avanzar en el carácter a través de 70 niveles, participando en misiones y participar en batallas con monstruos. Como jugador avanza, el personaje acumula premios como la moneda del juego, armas y armaduras.  El mundo virtual de WoW tiene su propia economía, en que los personajes usan su dinero virtual para comprar y vender artículos directamente el uno del otro, a través de vendedores, o el uso de casas de subastas. Algunos jugadores también utilizan WoW capacidades de chat para interactuar con los demás.

Decisión en la Parte I (A), página 5.

El demandante MDY creó un “bot” (“Glider”) que sustituyen a los jugadores de carne y hueso en las primeras rondas de juego. . . permitiendo a quienes usen el bot atender a otras cosas durante estas rondas y avanzar más rápidamente a niveles avanzados. Cuando Blizzard detectado el “bot”, creó un programa (“Warden”) para impedir a los que usen el “bot” conectir a su servidor. El demandante entonces se crea un programa para eludir Warden y permitir a los que usen Glider seguir jugando. MDY demandó en el tribunal que se declare que no se infrinjan los derechos de Blizzard y Blizzard reconvino.

El Tribunal de Distrito decidió que MDY ha cometido una serie de agravios o daňos. Decidió que era indirectamente responsable de infringir los derechos de autor directo. Decidió que se había violado dos de la DMCA “disposiciones contra la elusión”, diseñada para proteger contra el acceso no autorizado a las obras con derechos de autor. Y decidió que se había cometido la interferencia con las relaciones contractuales, un daňo bajo la ley estatal en véz de la ley federal. (Las relaciones con las cuales interfirieron fueron las que existen entre Blizzard y sus no-bot jugadores).

El Noveno Circuito revocó la sentencia del tribunal inferior en aspectos sustanciales. Tres aspectos de la decisión son más notables:

En primer lugar, el Noveno Circuito determinó que aunque el uso del robot (“Glider”) estaba en violación de los “Términos de Uso” de Blizzard, sólo se ha violado un “pacto contractual” y no un “estado de derecho de autor.” Eso significa que los jugadores que usen Glider no cometieron la infracción de derechos de autor directo, y MDY no podría ser indirectamente responsable de infringir. Este aspecto de la sentencia así puede tener repercusiones mucho más allá de los límites del caso, si sirve como modelo para la eliminación de los recursos (y sanciones) de derechos de autor cuando hay violaciónes de “Términos de Uso.”

En segundo lugar, el Noveno Circuito determinó que a pesar de que la elusión de las defensas de Warden no permiten que exista infracción de derechos de autor, el demandado Blizzard tuvo una causa de acción contra MDY por violar § 1201 (a) (2) de la DMCA. En este sentido, el Noveno Circuito no estuvo de acuerdo con el Circuito Federal, que ha declarado que no puede existir una violación de DMCA en ausencia de una infracción del derecho de autor. Ahora que hay una división entre los circuitos sobre esta cuestión, es posible que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos decidirá considerar la cuestión.  En mi opinión, el Noveno Circuito tiene el mejor argumento jurídico sobre esta cuestión en particular.

En tercer lugar, el Noveno Circuito devolvió a la Corte de Distrito el reclamo que trata de la interferencia contractual, porque habia una auténtica cuestión de hecho material. Decidió que la ley federal no reemplaza a la ley estatal en cuanto a este reclamo. Este es un tema sobre el que ha habido un debate considerable en numerosos casos.

En el análisis final, ambos bandos utilizaron una gran cantidad de moneda del mundo real tratando de redefinir al mundo virtual. Ni terminó aniquilando al otro.

Todavia, puede ser que la Corte Suprema va a decidir si ambos puedan seguir jugando … o si uno va a reclamar el terreno de juego entero.

The Wikileaks Case: Why Extradition Shouldn’t Happen . . .

December 9, 2010 Leave a comment

Wikileaks leader Julian Assange would appear to have a formidable defense against extradition to either Sweden or the United States.

There Is Absolutely No Legal Basis For The Extradition Request By Sweden:

Old Handcuffs by André Karwath aka Aka [CC-BY-SA-2.5 (www.creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5)], via Wikimedia CommonsThe most basic requirement for extradition is that the person being sought have been charged with an “extraditable offense.” A crime or offense is “extraditable” if it is either explicitly mentioned or comes within a clearly defined-class of crimes enumerated in a treaty. Although the mainstream media has not emphasized the fact, apparently, Assange has not yet been formally charged in Sweden. (Swedish authorities simply want him for questioning and were able to obtain an “EAW” or European Arrest Warrant on that basis.)   Without his having been formally charged with the commission of a specific “offense,” however, there is simply no basis for extradition.  (For a more detailed discussion of this point, see the article by Vikram Dodd in the Guardian, gu.com/p/2yy8t/tw.)

 

Any Extradition Request By The United States Should Be Refused On  “Political Offense Exception” Grounds

Most treaties – including the treaty between Sweden and the United States – exclude “political offenses” from the class of crimes that can properly be made the basis for extradition.  Both of the crimes with which it is said the United States might charge Assange – “espionage” and “theft of government documents” – would appear to come within that rubric.  After all,  in each instance the party  injured by commission of the offense is the “polis” or the state.

Note:  Emily Bass spent several weeks assisting Telford Taylor in preparing for extradition proceedings before a U.K. Magistrate’s Court in the 1980’s.   Then a Law Professor, Telford Taylor had been a war-crimes prosecutor at Nuremberg.  He testified in the UK proceedings as an expert witness on United States law.  She has also worked on other extradition issues.